LICENCIATURA DE LA ENSEÑANZA Y APRENDIZAJE DEL ESPAÑOL EN EDUCACIÓN SECUNDARIA

La sociedad actual demanda a un docente comprometido y responsable, con la posibilidad de ser un agente de cambio social, con una visión que le permita ver más allá del aquí y del ahora, demostrando continuamente con hechos su capacidad de ser, de hacer y de trascender en el tiempo y en el espacio, complementado por la sensibilidad humana que le permita ser un educador audaz centrando su mirada y su acción en el futuro sin olvidar que ese futuro lo tiene en cierta forma entre sus manos.

La Escuela Normal Superior Federal de Aguascalientes Profr. José Santos Valdés, ofrece en la totalidad de sus perfiles a un docente de vanguardia, preparado para intervenir en el Sistema Educativo Nacional y el entorno social al que pertenece, realizando acciones que le permitan indagar y reflexionar sobre su actividad docente, capaz asumir con sensibilidad humana su labor de guía de la niñez y adolescencia con un enfoque basado en competencias.

La Licenciatura en la Enseñanza y Aprendizaje del Español en Educación Secundaria, tiene como propósito fundamental la formación de profesores capaces de promover el desarrollo de la competencia comunicativa tanto oral como escrita de los estudiantes de educación secundaria, desde un enfoque comunicativo sociocultural e inclusivo. A través de este, los docentes se preparan como usuarios competentes de la lengua, capaces de propiciar el desarrollo de la competencia comunicativa de los estudiantes de educación obligatoria, entendida esta como “las capacidades de expresión y comprensión y de reflexión sobre los usos lingüísticos y comunicativos, que les permitan una utilización adecuada de los códigos tanto lingüísticos como no lingüísticos en diferentes contextos y situaciones de comunicación”. Este propósito obedece a cuatro principios básicos:

  1. Comprender que el aprendizaje, sobre todo, de la lengua se propicia a través de la interacción del hablante en situaciones comunicativas diversas y la comprensión de las prácticas culturales del lenguaje a ellas vinculadas.
  2. Atender la necesidad de que los saberes lingüísticos y literarios aprendidos en educación obligatoria respondan a los fines comunicativos reales, que no sólo se limitan a los escolares, es decir, contribuir de forma eficaz a la formación de escritores y lectores reflexivos, críticos, autónomos y propositivos capaces de comprender y producir diversos tipos de textos orales y escritos.
  3. Responder a la compleja, contradictoria y plural Sociedad del Conocimiento en que las interacciones comunicativas ya no se restringen al uso adecuado y acrítico de una lengua o variable dialectal, sino que implican el conocimiento conceptual, procedimental y actitudinal de lenguas diversas, distintos dialectos, sociolectos, registros lingüísticos y soportes (impresos y digitales).
  4. Reconocer que la literatura es un medio para acceder al conocimiento del sujeto, su comunidad, otras culturas; permite desarrollar la apreciación estética y la inteligencia emocional de los estudiantes, así como el papel activo del lector en la recepción de las obras literarias.

El docente en formación de esta especialidad conoce las teorías pedagógicas, lingüísticas y psicognitivas actuales sobre la adquisición y el aprendizaje de la lengua materna, así como el desarrollo de la competencia comunicativa; que sea un usuario competente, que comprenda y produzca diversos tipos de textos propios de distintas prácticas sociales del lenguaje, posea conciencia metacognitiva que le permita regular su proceso de aprendizaje; identifique las propiedades textuales generales, así como las características lingüísticas, textuales, paratextuales, funciones particulares de diferentes superestructuras y macroestructructuras; reflexione sobre la lengua a partir del saber lingüístico morfológico, sintáctico, discursivo, semántico y pragmático; conciba la comprensión y la producción textuales desde un enfoque procesual; valore de forma crítica los registros lingüísticos propios de diversas prácticas comunicativas, fomente la inclusión dentro del aula y evite la discriminación lingüística.